Pan artesanal

Todo el pan disponible en nuestros puntos de venta se elabora íntegramente en nuestro obrador a la vista y a partir de la sencillez de sus ingredientes básicos: harina seleccionada de máxima calidad, agua, sal, levadura y masa madre. En un sector muy degradado en los últimos años por la imposición de los congelados y las materias primas de baja calidad, en Tradizionalia apostamos por recuperar los procesos de producción artesanales de un buen pan, respetando los tiempos y temperaturas de fermentación y las técnicas de cocción adecuadas para cada variedad. El resultado se traduce en un pan turgente, alveolado, oloroso y bien tostado con un tiempo de conservación muy superior al habitual en el mercado.

Ofrecemos un amplio surtido de variedades para que cada cliente encuentre el pan que se ajuste a sus preferencias: barras de distintos formatos, pan de payés, chusco, integral, centeno, cereales, molde, chapata...

Te invitamos a descubrir también nuestra gama ECO, elaborada con harinas cultivadas de acuerdo con la normativa vigente en materia de cultivo ecológico y de respeto al medio ambiente. Utilizamos masa madre natural para minimizar la cantidad de levadura utilizada en el proceso de panificación, con un claro beneficio a nivel digestivo. Si a eso sumamos las propiedades dietéticas de los cereales que definen a nuestras variedades (espelta, kamut, integral...), hay muchas razones para introducir el pan ecológico en tu dieta. ¡Pruébala y te sorprenderá!

Éstos son sólo algunos de los productos más representativos y populares de nuestro obrador.

  • Payés Tradizionalia

    Nuestra versión del clásico pan tradicional catalán de fermentación lenta, en formato redondo girado y presentado en hogazas de 500 g y 1 Kg. De corteza gruesa y crujiente y miga tierna con alveolado grande e irregular, es un pan ideal para tostar en generosas rebanadas (preferiblemente a la brasa), untado con tomate y aceite de oliva virgen extra y acompañado de una buena longaniza o butifarra. Un pan muy aromático y sabroso, ligeramente ácido, con un largo tiempo de conservación.

  • Chusco Tradizionalia

    Posiblemente, el producto más entrañable de nuestro obrador. Un pan con masa madre reposado en formato de 500 g que evoca el carácter más artesanal de una buena hogaza de pueblo. De miga untuosa, flexible y bien alveolada, exhibe un tono rojizo bien tostado. Admite una conservación muy larga, especialmente sin cortar, y resulta un pan exquisito para acompañar una improvisada cena de quesos e ibéricos.

  • Kamut ECO (Triticum turgidum)

    Originario de Egipto, el kamut es una de las variedades de trigo más antiguas que existen. El pan elaborado con su harina es sabroso a la par que suave y ligeramente dulce. Se trata de una harina con importantes efectos antioxidantes gracias a su contenido en selenio y vitamina E. Rico en aminoácidos e hidratos de carbono complejos, es un pan especialmente aconsejable para niños y deportistas.

  • Espelta ECO (Triticum spelta)

    La espelta es un grano rústico antepasado del trigo. Redescubrimos este cereal (en formato de barra de 200 g y redondo de 500 g) por la calidad de sus proteínas y glúcidos y su riqueza nutritiva. Su gluten suele ser bien tolerado por personas alérgicas al gluten de trigo y pacientes con determinadas migrañas y dolores crónicos. Rico en magnesio, es un cereal beneficioso para el estrés.

  • Integral ECO

    Disponible en Tradizionalia en formato de barra de cuarto, molde y redondo de 500 g. El pan integral aumenta la cantidad de fibra de tu dieta diaria, lo que ayuda a sentirse saciado y reduce las posibilidades de comer más de lo necesario. La harina integral ayuda a regular la motilidad intestinal y reduce la ingesta de azúcares y grasas perjudiciales para la salud.